El cierre de los canales de la TDT

l Supremo decreta el apagón de Xplora, Nitro, La Sexta 3, Nueve, La Siete, MTV, AXN y Marca TV

La TDT está de luto. Ayer asistimos, desde la llegada de la televisión digital terrestre, al cierre definitivo y fundido a negro de nueve canales de los principales operadores de televisión. Los operadores, de esta manera, han vivido la situación como una expropiación indebida de sus canales ya que las causas de justificación por parte del Gobierno han sido mínimas e incluso pésimas.

La más afectada ha sido Atresmedia, el antiguo conglomerado televisivo que lideraba Antenta 3 hace casi dos años, ya que se ha visto obligada a cerrar tres canales: Xplora, Nitro y La Sexta 3, que llegaba a suponer el 5% de la audiencia; por su parte, Mediaset España ha echado el cierre a Nueve y La Siete. Por último Net TV se ha desprendido de MTV e Intereconomía mientras que Veo TV ha salvado AXN pasándolo a canal de pago aunque llevó a la clausura a Marca TV.

Este nuevo reajuste del espacio televisivo se debe al plan técnico nacional de la TDT de 2005 que afectaba a la política audiovisual con la que se reasignaron canales adicionales a operadores privados que venían emitiendo en analógico. La resolución inicial del Supremo señalaba que el Gobierno de Zapatero no respetó la Ley General de Comunicación Audiovisual, asignando a los operadores afectados en la actualidad licencias de canales adicionales en la TDT sin pasar por un concurso público y que dejó fuera del mercado a otros candidatos para así prestar servicios de televisión.

Así pues, justo después del cierre de ayer de estos nueve canales, el Gobierno pretende tener listo el decreto que renovará la liberalización de las frecuencias que ahora ocupa la televisión, y que pasarán a ser explotadas por las empresas de telecomunicaciones para ofrecer servicios de telefonía móvil de cuarta generación. De esta manera, este cambio drástico de canales afectará a más de 1 millón de edificios pues se verán obligados a adaptar sus antenas para continuar recibiendo la programación, lo mismo que pasó con el apagón analógico en 2010.

La situación para Atresmedia, Mediaset, Net TV, Veo TV ya es dramática. Pero puede continuar empeorando. A pesar de que los responsables de las principales unidades editoriales como son Atresmedia y Mediaset reclamarán indemnizaciones por el daño económico que supone este cierre, el Supremo prevé readjudicar estos canales a nuevos competidores. Asimismo, las organizaciones internacionales recomiendan que durante el 2015 las televisiones abandonen la banda de frecuencias en la que el Gobierno va a alojar a los canales para cederla a compañías dedicadas a los servicios de banda ancha en movilidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.