La función clave del transporte refrigerado es llevar productos perecederos del punto A al punto B sin que se estropeen. Estas mercancías, suelen almacenarse en un refrigerador situado en la parte posterior del camión. Todo el espacio de carga, o remolque, se mantiene a una temperatura y humedad uniforme.

No solo para los alimentos

Aparte del transporte de alimentos, estos remolques son muy útiles para transportar otros productos. Hay muchos productos que se estropean fácilmente cuando se exponen a altas temperaturas, como los medicamentos o cosméticos, por eso utilizan estos transportes.

Una de las principales diferencias entre un remolque para el transporte de alimentos, y uno para el transporte de correo médico, es el hecho de que este último suele ser bastante más pequeño. Ambos productos necesitan transporte refrigerado para llegar a su destino en las mejores condiciones.

Los diferentes tipos de transporte refrigerado

Cada camión tiene diferentes temperaturas de refrigeración, hay algunos que están a bajas temperaturas mientras que otros están directamente a bajo cero. Estos últimos son ideales para el transporte de alimentos como el pescado, que necesita ser conservado en hielo.

Además del transporte de alimentos, estos camiones también pueden alquilarse para guardar los alimentos de un restaurante que está renovándose, para el almacenamiento de alimentos en situaciones de emergencia, para el transporte de flores o para realizar catering, entre otros.

Para que el transporte frigorífico funcione eficazmente, es necesario someter a las flotas a un mantenimiento regular. Aunque es una tarea difícil, es posible realizarla cuando se utilizan los materiales adecuados.

Raquel

Periodista hasta la médula. Amante de lo que es ya el antiguo Periodismo, el de las máquinas de escribir, combino esta pasión con la de recoger instantáneas. Vomito creatividad en @positivocultura y divago sobre Mkt de contenidos
Raquel
[sc:finalpost]