Existen ciertas características, o características de diseño, de los zapatos ortopédicos que los diferencian de los zapatos normales.

Una vez las conozcas, comprenderás por qué modelos como los zapatos MBT se han vuelto tan populares en los últimos años:

1. Plantilla extraíble: esto es imperativo, ya que muchas personas actualizan a ortesis, plantillas para diabéticos y ortesis personalizadas.

2. Anchos adicionales y más opciones de tamaño: la mayoría de modelos están disponibles en tres o más tipos de anchos y veinte tamaños, ¡lo que hace que más de 60 combinaciones diferentes estén disponibles en un solo estilo!

3. Partes superiores que pueden adaptarse a problemas de antepié: dedos de martillo o juanetes, por ejemplo, son los favorecidos en estos casos.

4. Fácil de sujetar: a menudo, si las personas tienen problemas con los pies, tendrán problemas de movilidad, flexibilidad e incluso problemas con las manos, por ejemplo, si tienen artritis. La mayoría de los zapatos ortopédicos cuentan con un cierre de velcro por esta razón.

5. Parte superior sin costuras, sin áreas que puedan causar fricción o abrasión: es uno de los grandes problemas en el sector general del calzado.

6. Un talón firme y de apoyo: para apoyar la parte posterior del pie.

7. Una suela bien amortiguada y fuerte: con puntos de flexión definidos y propiedades de absorción de impactos.

¿Quién puede usar zapatos ortopédicos?

Cualquier persona que sufra cualquiera de las siguientes dolencias puede beneficiarse enormemente del uso de zapatos ortopédicos:

Pies inflamados – Linfedema – Edema

Fascitis plantar – Dolor en el talón

Pies planos – arcos caídos

Juanetes – Hallux Valgus

Dedos de martillo

Espuelas de tacón

Diabetes

Artritis

Los que se recuperan de una cirugía del pie, como una matricectomía.

Lo que no debes olvidar…

Un calzado de buena calidad y que proporcione un buen apoyo juega un papel clave para mantener a las personas con la movilidad adecuada y sin dolor. Esto conduce a una vida más activa y, por tanto, mejor.

Raquel

Periodista hasta la médula. Amante de lo que es ya el antiguo Periodismo, el de las máquinas de escribir, combino esta pasión con la de recoger instantáneas. Vomito creatividad en @positivocultura y divago sobre Mkt de contenidos
Raquel
[sc:finalpost]