Tienes una empresa y quieres mejorar su rendimiento, quizás hayas oído hablar de estos programas y estás meditando el hecho de implantar uno. Si buscas información para aclarar tus dudas estás en el lugar apropiado, a continuación te explicamos los puntos más importantes que te aclaran por qué hacerte con un ERP.

Primero vamos a empezar explicando en qué consisten estos programas. Un software de este tipo está destinado a gestionar e integrar las diferentes actividades de un negocio, como la producción, distribución, administración e incluso los recursos humanos. 

Mayor control y organización

Tener toda la actividad integrada, sobretodo en grandes empresas con distintos departamentos, ayuda a mejorar tanto la gestión como la comunicación entre departamentos. Todo ello hace que mejore la productividad y la organización en el trabajo.

Automatización

Otro motivo que responde a la pregunta de por qué hacerte con un ERP es la automatización. Estos programas nos ofrecen opciones para poder automatizar algunos procesos. Se pueden enviar automáticamente distintos documentos a tus clientes, hacer remesas, enviar órdenes de trabajo, … Todo para poner tu empresa a pleno rendimiento.

Toda la información en un solo sitio ¡Y seguro!

Las facturas de venta por un lado, las de compras por otro, una agenda por aquí, otra por allá, … Vamos, un lío de papeles. Con un ERP puedes integrar diferentes herramientas que respondan a cada tipo de operación de tu negocio. Así podrás tenerlo todo en una sola base de datos que, además, puede estar en la nube, asegurandote no perder nada.

Sé más competitivo

Todo lo comentado anteriormente repercute de manera directa en la competitividad de tu negocio. Se optimiza el proceso comercial y administrativo, gracias al flujo de información. Se aumenta así la productividad de todas las áreas en general y esto se refleja en los beneficios de la empresa.

Implantar uno es una tarea ardua, en el mercado encontramos cantidad de programas. Es importante contactar con un global software partner que nos muestre todas los opciones disponibles y nos ayude a escoger el más apropiado para nuestra actividad. Hay un ERP para cada empresa, sean grandes o pequeñas y para todo tipo de actividad.

Estas herramientas suelen ser muy intuitivas y sencillas de manejar, no obstante, su implementación ha de hacerse de manera gradual. Para buscar la más adecuada no hay nadie mejor que los trabajadores más experimentados, pero para empezar a usarla, mejor contar con los más afines a las nuevas tecnologías. Una cosa puedes tener segura, una vez que tengas uno no serás capaz de vivir sin él. Ahora ya sabes por qué hacerte con un ERP.

Raquel

Periodista hasta la médula. Amante de lo que es ya el antiguo Periodismo, el de las máquinas de escribir, combino esta pasión con la de recoger instantáneas. Vomito creatividad en @positivocultura y divago sobre Mkt de contenidos
Raquel
[sc:finalpost]