La Ciudad Condal es una de las ciudades favoritas de turistas nacionales e internacionales en sus viajes de ocio y descanso. Y será por algo. La amplia oferta de ocio con la que cuenta es uno de sus grandes atractivos, junto con su belleza a diferentes niveles.

Puedes marcarte una sesión de láser tag por la mañana, visitar uno de sus curiosos museos por la tarde, y terminar el día en un maravilloso restaurante en el Born. O pasar el día perdiéndote por sus calles del centro.

En cualquier caso, nosotros te proponemos algunos planes que tal vez no habías tenido en cuenta antes:

Museo del Carruaje Ferruario

Se encuentra en el cementerio de Montjuïc. Aquí quedan recogidos 13 carrozas fúnebres y 6 carruajes de acompañamiento, así como 3 coches.

¿Por qué visitarlo? En primer lugar, porque se trata de una actividad totalmente gratuita. Y si te gustan los vehículos, se trata de algo muy curioso de ver.

Museu de la Xocolata

Vamos, el museo del chocolate. Un lugar perfecto para cualquier goloso o amante de este producto. Aquí, se puede ser testigo del proceso de la fabricación del chocolate, también se exponen diversas obras de arte hechas con este manjar y, sorprendentemente, puedes comerte las entradas. Imagina de qué sabor son.

Palau Güell

Este palacio, obra de Gaudí, forma parte de la Ruta del Modernismo de Barcelona, además de uno de los puntos indispensables que visitar si vas a Barcelona. Sin embargo, extrañamente, es una de las zonas más desconocidas de esta ruta de la Ciudad Condal.

Comer tapas catalanas en bus

Hay empresas especializadas en prepararte unas tapas para que disfrutes de la gastronomía catalana mientras también admitas el paisaje de Barcelona. La Pedrera, la Sagrada Familia, Arc de Triomf, Torre Agbar Port Olímpic, Plaça d’Espanya, Montjuïc… Sin embargo, os recomendamos realizar este maravilloso tour en verano.

Bar de hielo

Otro plan que llevar a cabo en la época estival. Para combatir el calor, lo ideal es visitar el bar de hielo, un local que se encuentra a unos 5 grados bajo cero. Pero no hace falta que lleves ropa de invierno, puesto que allí te ofrecerán abrigo y guantes. Luego, realizarás una visita de unos 45 minutos, tras lo cual te llevarán a que disfrutes de una terraza de hielo con vistas al mar.

Raquel

Raquel

Periodista hasta la médula. Amante de lo que es ya el antiguo Periodismo, el de las máquinas de escribir, combino esta pasión con la de recoger instantáneas. Vomito creatividad en @positivocultura y divago sobre Mkt de contenidos
Raquel
[sc:finalpost]