Ya habrás oído hablar en infinitas ocasiones de Sant Jordi, esa festividad originaria de Cataluña donde las calles se llenan de libros, rosas y gente de todos los rincones de la región. 

En concreto se celebra el día 23 de abril, coincidiendo con el inicio de la esperada primavera.

En este maravilloso día se combinan dos celebraciones, la del día del libro y de los enamorados y hay una costumbre muy bonita que consiste en regalar rosas y libros tanto entre hombres como en mujeres en señal de estima.

Aunque en las costumbres son las que son, desde que hace unos años se lanzó el sorteo de la grossa de sant jordi, es muy común, que además de un libro o una rosa, se regale un décimo de esta lotería tan extendida en Catalunya.

Como ya hemos dicho, esta tradición se extiende por todo el territorio y durante la jornada del 23 de abril, las librerías salen a la calle y exponen los libros más vendidos o las últimas entregas en sus paradas. 

Se suelen colocar paradas o stands en las calles más famosas y con más afluencia de personas de las distintas ciudades. En el caso de Barcelona o Girona, las Ramblas quedan abarrotadas de gente y turistas.

¿Por qué Sant Jordi?

Existen varias versiones de los orígenes de esta fiesta, uno más histórico y otro poético, que guarda relación con una bonita leyenda que se cuenta a todos los niños de Catalunya para conocer un poco más sobre el significado de lo que se conmemora el 23 de abril.

La leyenda de Sant Jordi y el dragón cuenta la historia de un caballero que derrotó al dragón que atemorizaba al pueblo y a la princesa y, al atravesarlo con la espada, de su cuerpo florecieron rosas rojas de las que Sant Jordi regaló una a la princesa (de ahí lo de regalar rosas).

Cosas para hacer durante el 23 de abril

Sin lugar a dudas, Barcelona es la ciudad que más brilla durante este día. Con la llegada del buen tiempo y la subida de temperaturas, pasear por sus calles y disfrutar del ambiente es toda una delicia.

Puedes dirigirte a las Ramblas y embobarte con cada parada de libros en busca del tuyo o llevar un libro para que el autor te lo firme. Esto es muy común en Sant Jordi, autores de todo el país acuden a Barcelona a presentar sus libros y firmarlos a sus lectores.

Durante todo el día también se bailan sardanas, baile típico en Catalunya y en ocasiones, puedes toparte con castells, muy frecuentemente en la plaza Sant Jaume, entre el Palau de la Generalitat i el Ayuntamiento de Barcelona.

El día de Sant Jordi es también una oportunidad para visitar edificios emblemáticos de la ciudad de manera gratuita. Nosotros recomendamos especialmente la visita a la Casa Batlló, donde si te fijas bien, podrás ver retratada la leyenda en la arquitectura del famoso Gaudí en su fachada.

Raquel

Periodista hasta la médula. Amante de lo que es ya el antiguo Periodismo, el de las máquinas de escribir, combino esta pasión con la de recoger instantáneas. Vomito creatividad en @positivocultura y divago sobre Mkt de contenidos
Raquel
[sc:finalpost]