Lo raro, lo diferente y lo nuevo siempre nos llama la atención. A lo largo de la historia, el ser humano ha sido impulsado por la curiosidad. Con este motivo, ha viajado por todos los mares del mundo atraído por la cultura y la civilización de otros países.

Gracias a los adelantos tecnológicos, el crucero se ha convertido en el mejor medio para explorar los cuatro rincones del planeta. Mezclando descubrimiento y bienestar, los cruceros son plataformas ideales para verdaderos viajes culturales. Para más informaciones sobre las ofertas de cruceros en los destinos culturales, siguen el enlace.

Para seducir a una clientela internacional, las compañías de cruceros son obligadas a proponer no sólo actividades originales y divertidas a bordo sino también destinos con tesoros culturales y patrimonios auténticos.

diversion

En busca de nuevos conocimientos, los cruceristas esperan recorridos más interesantes, actividades a bordo más desarrolladas y contenidos culturales más profundos. Buscan verdaderos desarrollos personales emprendiendo un crucero. Un aficionado a los vinos locales se ha convertido en un auténtico sommelier después de un crucero enológico. Otro aficionado a la cocina tradicional se ha convertido en un verdadero experto y un buen cocinero después de un crucero gastronómico. Ofreciendo clases, intercambio con chefs renombrados y preparación de recetas a bordo, estos paquetes originales atraen a cada vez más viajeros que piensan en mezclar lo útil con lo agradable.

Basándose en los mismos puntos de interés, buscan a personas que compartan los mismos gustos y que por supuesto, se sentirán en su entorno ideal a bordo. Se ha lanzado también cruceros musicales y cruceros literarios. Eligiendo un tema, un género artístico o una figura destacada, la travesía en su conjunto se organiza en entorno a una misma afición.

Lo sensacional es otro ingrediente mágico de las compañías internacionales. Crean espectáculos increíbles e inolvidables a bordo de sus barcos. Desde las obras clásicas hasta los conciertos ultra-modernos, todo es posible en los cruceros. Desde un circo acuático con bailarines, acróbatas y escenario de ensueño hasta las representaciones artísticas más conocidas de Broadway. Todo se encuentra en un crucero.

Se organizan también conciertos en directo con las orquestas más famosas y cabaret o espectáculo humorístico con improvisación y actuaciones cómicas.

Por fin, los destinos son verdaderos viajes culturales en sí mismos. Ir a España significa viajar a otro mundo y otra civilización. Se trasladará a la época musulmana descubriendo la parte sur con sus mezquitas, sus palacios reales, sus torres o alminares. En Barcelona, la mezcla entre modernidad y arquitectura histórica ofrece un panorama cultural único a la ciudad. La visita de su puerto es otra atracción divertida.

Aparte de las playas y el sol, los cruceros suenan con cultura y descubrimiento. Permiten enriquecer los conocimientos a nivel humano, cultural e intelectual a través de actividades interesantes y divertidas a bordo y durante las escalas.

Raquel

Raquel

Periodista hasta la médula. Amante de lo que es ya el antiguo Periodismo, el de las máquinas de escribir, combino esta pasión con la de recoger instantáneas. Vomito creatividad en @positivocultura y divago sobre Mkt de contenidos
Raquel
[sc:finalpost]