usos ácido hialurónico

El ácido hialurónico es una sustancia natural que se puede encontrar en nuestro cuerpo. Es un componente muy importante en las células de la piel, e incluso, en la construcción de tejidos duros, como los cartílagos y las articulaciones.

En medicina estética, se suele emplear para rellenar arrugas que surgen a causa del paso del tiempo y de la exposición a distintos agentes nocivos para el bienestar de la piel (productos de limpieza, contaminación e, incluso, el efecto del viento frío en invierno, que la reseca). Esto es así porque el ácido hialurónico fabrica una estructura bajo la piel que aporta volumen y naturalidad en las expresiones faciales, aunque se puede emplear en otros lugares, además de la cara.

En medicina estética, se utiliza de manera muy frecuente para la eliminación de ojera, rellenos faciales y aumento de labios. Basta con una sesión para notar los buenos resultados.

En cremas y otros productos de estética, contribuye a mejorar el estado general de la piel. Hidrata poderosamente y mejora el sistema celular. Se busca un resultado similar al del relleno, pero, obviamente, los efectos son muy menores al aplicarse de manera externa. Sin embargo, un tratamiento persistente funciona muy bien.

Medicina estética

Suele emplearse el ácido hialurónico en tratamientos antiedad, tanto de forma externa como interna.

Por un lado, se aplican terapias no invasivas, con el uso de sérum y cremas con altas concentraciones que se aplican mediante masajes. De este modo, se mejora la tersura y el aspecto de la piel o antioxidantes.

Por otro lado, se llevan a cabo tratamientos que aplican esta sustancia en el interior de la dermis, como relleno. En ocasiones, también se usa el colágeno con esta finalidad.

¿Para quién está recomendado?

El tratamiento de ácido hialurónico se recomienda, sobre todo, para personas que sientan que su piel está envejecida y dañada, ya sea por la edad o por los factores que hemos mencionado brevemente con anterioridad.

Beneficios

-Hidrata la piel de forma muy notoria.

-Mejora la absorción de líquidos por parte de las células.

-Crea volumen y relleno natural.

-Previene el envejecimiento prematuro de la piel.

-Propulsa la producción de colágeno.

Raquel

Raquel

Periodista hasta la médula. Amante de lo que es ya el antiguo Periodismo, el de las máquinas de escribir, combino esta pasión con la de recoger instantáneas. Vomito creatividad en @positivocultura y divago sobre Mkt de contenidos
Raquel
[sc:finalpost]