Todos conocemos a gente coleccionista que le gustan los cromos, sellos postales etc, pero a todos ellos le realizamos una pregunta ¿Son las réplicas una solución real? Es decir, para aquellos productos que son prácticamente imposible de conseguir o simplemente el precio es impagable. Por eso nos realizamos esa pregunta y las respuestas pueden ser de lo más variable, pero en su mayoría todo el mundo responde, sí, pero de calidad.

¿Qué son las réplicas de calidad?

Las replicas de calidad son piezas no originales pero que están realizadas con el mismo material, sin escatimar en su robustez o funcionamiento, relojes con maquinaria suiza, pero fabricados en China, también conocemos los ejemplos de Aliexpress, que en muchas marcas ofrece réplicas de verdadera calidad, pero en algunas ocasiones sin el logo.

¿En el sector del arte también?

Este sector no acepta réplicas por muy trabajadas que sean, y es que la marca y fama del pintor o escultor parece ir por encima del trabajo, aunque se conozcan casos de subastas que en algunos casos se ha colado una réplica y ha llegado a precios increíbles pensando que es el oficial.

Después de estas conclusiones podemos decidir que realmente las réplicas de calidad son una solución para aquellos que no quieres desembolsar una gran cantidad de dinero para poder presumir de objetos de marca, pero no llegan a tener el fanatismo de los verdaderos coleccionistas que estos no consienten una réplica en su colección.

Raquel

Raquel

Periodista hasta la médula. Amante de lo que es ya el antiguo Periodismo, el de las máquinas de escribir, combino esta pasión con la de recoger instantáneas. Vomito creatividad en @positivocultura y divago sobre Mkt de contenidos
Raquel
[sc:finalpost]