Después de las típicas comilonas navideñas, muchas personas deciden que deben iniciar una dieta, de mayor o menor duración, pero que, como mínimo, las ayude a perder los excesos de estas Fiestas. Y, en muchos casos, se junta con la operación bikini, que tantas otras personas inician en marzo. Por eso, se hace muy habitual que enero sea una fecha en la que vemos a muchas personas buscando un dietista en Barcelona.

Porque, cuando empezamos dietas que encontramos en Internet, sin supervisión de un profesional, corremos un alto riesgo de abandono. Y algunos de los principales motivos por los que se suele fracasar con este típico fracaso de Año Nuevo son los siguientes:

Autoimplementarse un plan

Dependiendo de nuestro tipo de cuerpo, de nuestros hábitos y rutinas y otros factores, nos conviene más seguir un tipo de dieta u otra. Del mismo modo, los nutrientes que necesitaremos dependiendo de nuestro ritmo de vida tampoco serán los mismos en todos los casos.

Ayunos de más de 4 horas

Por lo general, lo ideal es no pasar más de 3 ó 4 horas sin comer, para contribuir a que el metabolismo se agilice. Por ello, cuando realizamos dietas en las que pasamos más de 4 horas de ayuno, lo que hacemos, en realidad, es provocar que el ritmo de nuestro metabolismo se haga más lento y que, por lo tanto, nuestro cuerpo tienda a engordar.

Tomar demasiados productos light

Solemos pensar que los productos que vienen marcados como “light” engordan menos. En realidad, en la mayoría de los casos, solamente se reducen los azúcares, e incluso las grasas, pero no lo suficiente como para que sean apropiados para ser incluidos en una dieta.

Abusar de los mismos alimentos

Una buena dieta aporta comidas diversas y variadas, que evita que el cuerpo se acostumbre a ellos. Y que tú te aburras de comer siempre lo mismo, puesto que esto no te motivará en absoluto. Al contar con un profesional que te oriente, siempre puedes hacerle saber que te has cansado de un alimento para que te pueda recomendar un sustituto. Incluso, podrá sugerirte sabrosos platos que ingerir.

 

Raquel

Raquel

Periodista hasta la médula. Amante de lo que es ya el antiguo Periodismo, el de las máquinas de escribir, combino esta pasión con la de recoger instantáneas. Vomito creatividad en @positivocultura y divago sobre Mkt de contenidos
Raquel
[sc:finalpost]