El enoturismo es una de las opciones turísticas que más se ha desarrollado en los últimos años en nuestro país. Las rutas del vino de España son recorridas todos los años por miles de viajeros que aprecian un estilo de turismo que aúna gastronomía con cultura y folclore con modernidad.

Vinos Cutanda - Enoturismo

Origen del enoturismo

La enología ha sido tradicionalmente un campo muy popular, pero con el transcurso del tiempo, conforme se iban introduciendo cada vez más procesos especializados de producción, se iba reduciendo también el conocimiento que la gente ajena al mundo del vino tenía sobre su proceso de elaboración.

Era cuestión de tiempo que el enoturismo se convirtiera en una forma de acercar la tradición de los vinos en España al público en general al tiempo que se promocionaba una nueva forma y estilo peculiar de comprar vino. Un enfoque más selecto para un tipo de cliente que empezaba a apreciar los productos gourmet. Un cambio de mentalidad y de enfoque de un producto que lleva arraigado en nuestra cultura desde hace unos 3.000 años.

Así en los años 80, numerosas bodegas abrieron sus puertas a un tipo de turismo cultural en torno al vino, reinventando muchas de ellas sus instalaciones en hoteles con encanto o casas rurales, donde se empezaba a ofrecer un tipo de servicios muy específicos de ocio y relax: desde senderismo, rutas a caballo y un sinfín de actividades al aire libre, pasando por masajes, baños y tratamientos de belleza realizados en el interior de sus instalaciones.

Una de las opciones para regalar más especiales

Todo aquel apasionado por el vino lo está también por toda la cultura de su mundo en general. No se trata tan solo de apreciar un buen vino tinto o blanco. Muchos son los que gustan de disponer de una buena vinoteca en su mismo domicilio. Y este fenómeno está cada vez siendo más común entre el público en general: en realidad todo hijo de vecino, quien más quien menos, desea saber de vinos para participar de su maravillosa cultura.

Así, regalar vino se ha convertido a lo largo del tiempo en una especie de regalo que denota  personalidad y cortesía al tiempo que transmite al que lo recibe el mensaje de que verdaderamente nos importa. Pero si queremos tener un detalle más especial, podemos optar por regalar experiencias en torno al vino: una buena ruta del vino o una estancia en una bodega será una experiencia en la que, todavía si cabe con más intensidad, se vivirá con los 5 sentidos.

Y es que a lo largo del tiempo, tanto el compartir una buena botella de vino como el regalar vino se han convertido en símbolos de generosidad con amistades, compañeros o incluso anfitriones de celebraciones a las que hemos sido invitados.

Dónde podemos comprar paquetes de Enoturismo

Existen numerosas tiendas online, como vinos Cutanda, donde se puede no solamente comprar vino online, sino también se ofrece la disponibilidad de adquirir de diversas experiencias de enoturismo. Todo un mundo de posibilidades se abre ante nosotros dispuestos a enseñarnos todos los secretos y curiosidades de lo que se conoce como ‘la bebida de los dioses’.

Raquel

Raquel

Periodista hasta la médula. Amante de lo que es ya el antiguo Periodismo, el de las máquinas de escribir, combino esta pasión con la de recoger instantáneas. Vomito creatividad en @positivocultura y divago sobre Mkt de contenidos
Raquel
[sc:finalpost]